Análisis

Análisis

El Ranking de Calidad de la Docencia de Pregrado 2016 incluye 45 universidades, una más que el año anterior, porque se incluye a la Universidad de las Américas que se reacreditó en marzo del presente año, reintegrándose al Grupo de Universidades Docentes.

Los resultados muestran que las universidades mantienen sus niveles de calidad académica con respecto a 2015.  El promedio global prácticamente se mantiene entre 2015 (50,9 puntos) y 2016 (50,4 puntos), período en que la mayoría de las instituciones experimentan fluctuaciones reducidas de puntaje.

En este ranking 2016, en los primeros lugares continúan las universidades Católica de Chile, de Chile y de Concepción. Se destaca que ocho de las 10 instituciones que en 2015 ocupaban los primeros lugares continúan en esta posición. En general, la mayoría de las casas de estudio mantienen las ubicaciones del año anterior o experimentan cambios mínimos.

Las que suben

Las universidades que avanzan más puestos son la Católica de Temuco, Bernardo O’Higgins y del Bío-Bío.

La U. Católica de Temuco aumentó su puntaje total en 4,40 puntos por lo que sube cinco posiciones y pasa a ocupar el lugar 22. En el ranking 2015, la universidad estaba acreditada por tres años, luego obtuvo 4 años de acreditación, lo que aumentó en cerca de 10 puntos su puntaje en la  dimensión Gestión Institucional. También mejoró en el párametro Calidad de los Académicos debido a un aumento de 16% en la proporción de sus académicos con doctorado.

La U. Bernardo O’Higgins subió su puntaje total en 1,04 puntos por un incremento (2,5) en la dimensión Calidad de los Académicos. Esto refleja un crecimiento de 40% en el indicador Porcentaje de Académicos con Doctorado y de un 17% en Académicos con más de media jornada. Aunque el cambio de puntaje es relativamente menor, al ser muy próximo al de sus pares que la antecedían, avanzó cuatro posiciones en el ranking, ocupando el lugar 30.

La U. del Bío-Bío aumentó su puntaje total en 1,46 puntos y avanzó tres posiciones, logrando un muy destacado cuarto lugar. Esto se debe al aumento de un 40% de los estudiantes con AFI, lo que aumento en 2,5 puntos la dimensión  Estudiantes. Un incremento de 12% en el número de académicos con doctorado también le reportó dos puntos en la dimensión “calidad de los académicos”.

Las que bajan

La U. Adolfo Ibáñez disminuyó su puntaje total en 3,11 puntos. Esto se explica principalmente porque su acreditación institucional pasó de 6 a 5 años, lo que se reflejó en una disminución de 11 puntos en la dimensión de calidad de la Gestión Institucional. Además, bajó 10,6 puntos en la calidad de los Estudiantes y cuatro en calidad de los Académicos. Esto último por una disminución en el porcentaje de académicos con contratos de más de media jornada.

La U. Alberto Hurtado disminuyó en 1,23 puntos su puntaje total debido a una disminución de cerca de 2,2 puntos en la dimensión calidad de los Estudiantes. Lo mismo ocurrió en Académicos y Proceso Formativo. Sin embargo, su descenso se explica en gran medida por el aumento de puntaje total de las universidades cercanas en el ranking: la UC de Temuco, Adventista y de la Serena.

La U. Viña del Mar disminuyó su puntaje total en 1,84 puntos debido a una baja de 3,6 puntos en calidad de los Académicos. Esto se explica por un descenso en el porcentaje de académicos contratados por más de media jornada y de aquellos con doctorado. Se suma a lo anterior una pérdida de 2,6 puntos en la dimensión Proceso Formativo por un aumento en el número de alumnos por profesor y también de la brecha entre la duración teórica y real de las carreras.

Las otras universidades que bajan una o dos posiciones no se debe a cambios significativos en el puntaje total con respecto al de 2015, sino a que fueron superadas por instituciones que experimentaron un aumento, a veces muy menor, de sus puntajes finales. Por esto, al considerar los cambios de ubicación es necesario tener presente las “equivalencias en calidad académica” expresadas en el la infografía “Universidades similares en cuanto a su calidad”. Este agrupo a las universidades con puntajes totales muy parecidos y, por lo mismo, deben ser consideradas de una calidad equivalente.

Equivalencias en calidad académica

Los resultados del Ranking de Calidad de la Docencia de Pregrado 2016 permiten ordenar a las universidades según el puntaje obtenido. No obstante, en muchos casos las diferencias de puntaje entre instituciones son mínimas.

Para facilitar el análisis, se establecieron límites de “equivalencia” mediante “franjas” de puntajes que indican similitud en calidad académica.

Las posiciones de las universidades en cada “franja” se definen secuencialmente y de acuerdo con el número de instituciones que la integran. Así, si una franja “x” esta constituida por dos instituciones, la franja que la sigue pasa a la posición “x+2”. Por ejemplo, la posición 16 de este ranking esta constituida por dos universidades, por lo tanto la posición siguiente es 18 y así sucesivamente.

Esto en sí no muda el análisis efectuado anteriormente pero facilita la comparación entre instituciones.

Para las 45 universidades clasificadas este año, se determinaron19 franjas de equivalencia.

2016 UNIVERSIDADES bandas WEB

En las primeras ubicaciones del ranking 2016 están las universidades Católica (90,8 puntos), de Chile (82,5) y de Concepción (75,2). Entre ellas existen diferencias significativas de puntajes, por lo que se ubican en distintas franjas.

A partir de la cuarta ubicación, aparecen las franjas de equivalencia en cuanto a calidad que incluyen universidades con puntajes totales muy similares. Un ejemplo es el caso de la cuarta franja, con 64,54 puntos de total promedio, en la que aparecen las universidades del Bío-Bío, de Talca, Austral, Adolfo Ibáñez, Católica de Valparaíso y de la Frontera. O la 10, con 57,84 puntos promedio, y que incluye  las universidades Federico Santa María, de los Andes, Católica del Norte, de Tarapacá y de Santiago.

2016 UNIVERSIDADES circulos WEB