Análisis

En términos generales, los resultados del Ranking de Calidad de la Docencia de Pregrado 2013 muestran bastante coincidencia con los del año 2012, incluyendo la ubicación de las universidades que ocupan los primeros lugares. Esto indica que el método utilizado para crear el ranking es consistente, reproducible y que se ajusta a la realidad, ya que —salvo la ocurrencia de graves trastornos o hechos catastróficos— no es imaginable que una universidad pueda mejorar o empeorar significativamente la calidad de su oferta educativa en un año. Al respecto, es importante considerar que las grandes variaciones anuales de ubicación que muestran algunos rankings internacionales de universidades constituyen el aspecto que más se les critica, especialmente aquellos que otorgan una alta ponderación a parámetros subjetivos, como la opinión de pares o empleadores.

No obstante la estabilidad general de los resultados del ranking 2013 con los del año anterior, se observan cambios de posición de varias instituciones. En la mayoría de los casos se trata de alzas o bajas de 1 o 2 lugares, principalmente en tramos donde, en la versión 2012, las diferencias de puntajes entre universidades eran mínimas. Sin embargo, hay casos en que el cambio de posición en el ranking es mayor a cinco lugres, lo que sin duda llama la atención.

Las que suben
Entre las universidades que más mejoran su posición están las universidades del Desarrollo y SEK, que escalan 7 lugares, y las de Antofagasta y de Viña del Mar, que suben 5.
Un análisis comparativo entre los valores 2012-2013 obtenidos por estas instituciones aporta luces sobre las razones de ese cambio en el ranking.
En el caso de la Universidad del Desarrollo, cuyo puntaje final supera en 8,25 puntos el que obtuvo en 2012, los principales cambios detectados son: un aumento sustantivo en el número de académicos contratados por más de media jornada y en el de académicos con doctorado. También se observan cambios positivos en la calidad del Proceso Formativo al acortar la duración de las carreras, incrementar la retención de los estudiantes y mejorar el promedio de años de acreditación de sus carreras.

La Universidad de Antofagasta, por su parte, mejoró en 5,8 puntos su puntaje final con respecto a 2012, lo que refleja una aparente reingeniería de su cuerpo académico, con una fuerte disminución en el número total de profesores, principalmente aquellos sin posgrados. Esto redunda en un gran aumento de la proporción de profesores con doctorado. A los cambios anteriores se agregan un aumento en el promedio de años de acreditación de las carreras y una disminución de la brecha entre duración teórica y real de ellas.

La mejor ubicación en el caso de las universidades SEK y de Viña del Mar se explica, parcialmente, por el aumento en el número de profesores con contratos de más de media jornada o porcentaje de académicos con doctorado, y más directamente por la salida del ranking de algunas instituciones. En el ranking 2012, la Universidad SEK estaba precedida por las universidades del Mar, actualmente en proceso de cierre; la UCINF, que perdió su acreditación institucional, y la Tecnológica INACAP, excluida del ranking de este año por lagunas en los datos disponibles. Este factor también contribuyó a mejorar el posicionamiento de la Universidad de Viña del Mar.

Las que bajan
Las universidades que bajan de lugar son las de Atacama, que pierde 9 posiciones; la Tecnológica Metropolitana (UTEM) que baja 6, y la Alberto Hurtado (UAH), que pierde 5. Cabe destacar la situación de esta última, cuyo descenso es más relativo que real. La UAH mejoró su puntaje final con respecto al ranking 2012, demostrando aumentos en varias dimensiones, pero fue superada por otras universidades que mejoraron más. Estas son las universidades Católica de Temuco, Diego Portales, de Antofagasta, del Desarrollo y Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), que aumentaron sus puntajes finales entre 4 y 8 puntos.

En cambio, el descenso de las universidades de Atacama y Tecnológica Metropolitana (UTEM) se explica por disminución en los puntajes finales. En el caso de la primera, el principal cambio se debe a una disminución en el número de académicos, incluyendo aquellos contratados por más de media jornada, lo que, además, deteriora otros indicadores como “cantidad de alumnos por académicos con más de media jornada”. Similar es el caso de la UTEM, que no tiene acreditada ninguna de sus carreras de pregrado.

El panorama global
Un hecho que se destaca tras la comparación de los Rankings de Calidad de la Docencia de Pregrado de 2012 y 2013 es el aumento del valor promedio de los puntajes finales, lo que se muestra en la siguente tabla:

Puntajes promedio

Esto significa que, en un año, la calidad de la docencia de pregrado del sistema ha mejorado leve pero significativamente. Como es esperable, dada la naturaleza de los indicadores utilizados, las dimensiones que proporcionalmente cambian menos son “Estudiantes” y la “Gestión Institucional”. Esta última está muy influida por los años de acreditación otorgados a la institución, valor que solo puede cambiar con una nueva acreditación en un lapso mínimo de dos años. Los cambios mayores se observan en las dimensiones “Académicos” y “Proceso Formativo”, donde pesan significativamente la contratación de profesores de tiempo completo y con doctorado y una mejor gestión de los programas de estudio.

Lo anterior queda en evidencia cuando se comparan los valores del ranking 2012 con los de 2013 para cada dimensión y en cada una de las universidades.

Equivalencias en calidad académica

Los resultados del ranking de docencia de pregrado permiten ordenar las universidades en orden decreciente de calidad según el puntaje obtenido. No obstante, en muchos casos las diferencias numéricas entre instituciones son mínimas. ¿Cuándo puede afirmarse que una institución es significativamente mejor o peor con respecto a los puntajes finales en el ranking?

Para facilitar el análisis, se establecieron límites de “equivalencia” mediante “franjas de puntajes” del ranking que indican similitud entre ellas. Para las 46 universidades clasificadas, esto determina 28 franjas de equivalencia.

Puntajes Similares

Universidades Rangos